3.1

Publicado por & archivado en Uncategorized.

¿Cómo sé si soy machista? Descúbralo con estos 3 pasos.

1. Acepte

Lo primero es aceptar que estamos inmersos en una sociedad machista, diariamente recibimos mensajes que buscan enseñarnos cómo ser hombre o mujer. Estos mensajes provienen de los medios de comunicación, nuestra familia, amistades, colegas del trabajo….Es casi imposible escapar de ellos y no reproducirlos.

Así que considérelo otra vez ¿Es usted machista? Tenga muy presente que el machismo no es solo la agresión física hacia una mujer.

Y si usted es mujer y nunca se consideró machista por el hecho de serlo, le tengo una noticia: puede ser machista. Por ejemplo, ¿ha escuchado a alguna amiga decir o  usted misma  se jacta de su suerte por estar con un hombre que la “ayuda” en las tareas domésticas?

A pesar de los avances que muchas personas celebran, vivimos en una sociedad machista que nos dice qué es lo correcto o incorrecto según el sexo con el que nacimos y además, que nos trata de convencer que todo lo masculino es mejor o más valioso que lo femenino. Por lo que reconsidere si usted tiene actitudes machistas.

(Igual, le recomendamos darse una vuelta más tarde por la “Última y definitiva  Guía de detección del Machismo”) .

 

2. Evalúese

 

Una vez que acepte que vivimos en una sociedad machista es hora de identificar esas actitudes  que consideramos normales pero que encierran un claro o quizás un sutil machismo. Estos en realidad son una serie de micro machismos, los cuales son formas no evidentes de reproducir los mandatos de cómo debe ser, pensar, actuar… un hombre o una mujer.

Piense en momentos de su vida diaria o situaciones de la sociedad en donde se demarcan los roles que hombres y mujeres deben de tener.

Le ayudamos con unos ejemplos:

  • Es razón de sorpresa que una mujer tenga un salario más alto que su esposo.
  • Es mal visto que un hombre llore cuando una película le conmueve.
  • Las mujeres siempre conducen peor que los hombres.
  • Cuando un hombre y una mujer tienen una cita romántica, él es el que debe pagar.
  • Las niñas deben jugar únicamente con muñecas y los hombres únicamente con carros.
  • Si un hombre baila ballet es porque es afeminado.
  • Es mal visto y motivo de burla que dos hombres caminen por la calle tomados de la mano

¿Se sintió identificado o identificada con alguna o varias de las anteriores afirmaciones? Es hora de revisar el resultado de su autoevaluación.

 

3. Haga algo

Pues sí. Reconocer actitudes machistas no es para llenarse de orgullo, tampoco lo es aceptar que se vive en una sociedad que perpetua la desigualdad y diferencia entre hombres y mujeres.

No tiene que quedarse de brazos cruzados. Hay que hacer algo  y hay que empezar por uno mismo y quienes están cerca.

Reflexione las actitudes e ideas de su vida diaria sobre lo que es ser un hombre o una mujer que encierran discriminación y violencia contra las mujeres.

Al tiempo descubrirá que muchas de esas actitudes e ideas no solo acarrean violencia y discriminación, sino que también le amarran a vivir de una forma determinada. Usted es dueño o dueña de su vida, ni la sociedad, ni la familia, ni nadie debe decirle qué carrera elegir, cómo vestir, cómo hablar, o hasta qué automóvil comprar. Piense diferente.

Y no solo piense, actúe. Cambie sus actitudes e influya en quienes le rodean de manera que también lo hagan. Al continuar con el machismo las principales afectadas son las mujeres, pero tanto hombres como mujeres continuaremos viviendo de acuerdo a lo que nos dicen viejos mitos, tradiciones o creencias, las cuales aceptamos como “normales” y correctas
Ahora sí vamos de nuevo: ¿Soy machista?
Ya que tiene una respuesta (si no la tiene vuelva a repetir el paso anterior cuantas veces sea necesario):

  • Soy cero machista (¡Grata respuesta!)
  • Reconozco que tengo actitudes o conductas machistas y quiero hacer algo al respecto (¡respuesta valiente y sincera!)

¡Adelante!

Deja un comentario