1.1

Publicado por & archivado en Uncategorized.

Antes de iniciar con los consejos nunca está de más invitar a  la reflexión otra vez, independientemente de que seamos hombres o mujeres: ¿Soy machista?

Cuando logremos dimensionar cómo el machismo está presente en nuestras vidas será más sencillo desear cambiar esas actitudes e ideas que encierran violencia hacia el género femenino y una falsa superioridad del género masculino.

Para poder influir a los que nos rodean es vital empezar a combatir el machismo desde adentro:


1. En la casa

1.2

Que un hombre lave los platos no debe ser un motivo de alabanza o alarde; es una tarea que ambos pueden realizar. No existen roles en el hogar para él o ella. Ambos pueden cuidar a los niños y limpiar la casa.

 

 

 

 


2. En la cama

1.3

La sexualidad sigue siendo un espacio en que se pide al hombre ser experto y a la mujer  ignorante o agazapada pero con el encargo de “estar siempre dispuesta”. No es cierto, la mujer es también una persona sexual y tiene derecho a vivir su sexualidad con plenitud. Nadie está al servicio sexual de su pareja, ambos están el uno para el otro.

 

 


3. En la carretera

Carro Machismo

Muchos siguen pensando que este es terreno sólo de hombres y que las mujeres usurpan el lugar de ellos frente el volante. Falso.  Las mujeres son tan capaces como los hombres de manejar vehículos y cualquier tipo de maquinaria.  No repita nunca expresiones como: “¿Por qué va tan despacio? Parece vieja manejando”. O, “no es por nada, pero tenía que ser una mujer”. Eso es machista.

 

 


4. En la elección profesional

1.5No están establecidas profesiones y oficios exclusivos para mujeres o para hombres. La enfermería no es sólo para mujeres, y la medicina e ingeniería sólo para hombres.  Elija y deje elegir a las personas su carrera profesional con base en sus gusto y afinidades, no en base a estereotipos y mitos.

 

 

 


5. En el trabajo

1.6Hay que entender que no está mal que una mujer sea su jefa u ocupe un puesto de mando. Las capacidades no están definidas por el género. La personalidad, la experiencia y la preparación de una persona son mucho más importantes.

 

 

 

 


6. En la fiesta

1.7

Los ambientes nocturnos son otro espacio que popularmente se dice que es de los hombres. En el caso de las mujeres se cuestiona su integridad si deciden salir y divertirse con sus amigas. Salir a divertirse es algo sano y a lo que tenemos derecho todas las personas.

 

 


7. Con los grupos de amigas

1.8No refuerce la idea que una mujer está incompleta sin un hombre.  Si una amiga tiene más de 25 años y ha optado por la soltería, no repita frases como: “¡Diay! Ya la dejó el tren”.

 

 

 

 


8.  En las actividades de esfuerzo físico

1.9Como hombre o mujer no siga reproduciendo frases que son comunes en el deporte, tales como: “Juegue como un hombre”, o, “es que esos maes son unas perras”. Estas expresiones bastante populares, descalifican mediante la feminización de lo negativo, y a la vez le otorgan superioridad al género masculino.

 

 

 

 


9. En la crianza

1.10No refuerce estereotipos de vestimenta o afinidades. Si a una hija suya le gusta el azul y jugar al fútbol, no la corrija diciéndole frases como: “A las niñas les debe de gustar el rosado y jugar con barbies” . Sólo estaría imprimiendo el machismo en sus hijas e hijos pequeños.

 

 

 


10. En su vocabulario en general

1.11Elimine de su vocabulario diario expresiones que comparan actitudes, gestos, formas de vestir u otros aspectos con formas de actuación estereotipadas para hombres y para mujeres. Estas frases llevan implícitas descalificaciones, sexismo, homofobia y otras formas de discriminación. Por ejemplo: “¡Qué marimacha!”, “parece una vieja reclamando”, “¡Diay! No seas tan loca” (dirigido a un hombre).

 

 

 

 

Un Comentario para “Machismo: 10 consejos para combatirlo”

Deja un comentario